Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Martes, 28 de enero de 2014 | Leída 137 veces

La nueva declaración del IVA provoca el caos

Enviar por email

La Administración sigue jugando en sus relaciones con los contribuyentes en otra división distinta a la realidad de la economía real.

Hasta ahora, las autoliquidaciones y declaraciones del IVA podían presentarse por vía telemática de forma voluntaria o por papel. Para ello se contaba con la ayuda directa de los servicios de la Agencia Tributaria. Pero, a partir de este mes, Hacienda ha impuesto la obligación de que las declaraciones sólo se pueden tramitar por internet tras eliminar la posibilidad de hacerlo por los métodos tradicionales del impreso de papel.

 

Todo esto obliga a los autónomos, comerciantes individuales, profesionales y todas aquellas personas que facturan cualquier actividad, incluyendo a los arrendadores de los locales comerciales, a presentar una declaración 'on line' cuando en muchos casos no conocen las nuevas tecnologías, no tienen ordenador o éste no dispone de la configuración o los programas adecuados para descargar el modelo de declaración de la página web de la Agencia Tributaria. Es más, lo más probable es que este colectivo no sepa rellenar las casillas correspondientes.

 

En concreto, el día 30 finaliza el plazo para presentar la declaración anual de IVA (Modelo 390) y, aunque en Hacienda se sostiene que se están ampliando los servicios de información, abundan las quejas y colas en las administraciones mientras el servicio telefónico (un 901 de gasto compartido que no entra siquiera en la tarifa plana) sufre severas demoras o largas esperas. Por si fuera poco, el servicio de información sólo es dispensado por las mañanas, el horario habitual, mientras que el telefónico sólo se presta hasta las siete de la tarde y nunca en días festivos a pesar de la novedad de esta obligación.

 

Aunque Hacienda envió cartas informativas, hacer la declaración telemática exige ciertos conocimientos técnicos que no están al alcance de muchos de estos contribuyentes. Además del pequeño autónomo, los más afectados son los propietarios de locales comerciales, y hay 3,5 millones, ya que suelen tener una edad avanzada. Por tanto, deben acudir a un familiar, un asesor fiscal o una gestoría que, según fuentes del sector, cobra entre 50 y 100 euros por cada una de las declaraciones que tienen que presentar. Y por el IVA, salen cinco en cada ejercicio (cuatro trimestrales y una anual). Antes, como dice uno de los afectados, «sólo tenía que ir a Hacienda y los funcionarios me hacían la declaración o me decían cómo rellenar el papel».


(El Mundo, 28-01-2014)

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2014 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress