Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Martes, 9 de junio de 2015

¿Qué tres pautas sigue el consumidor para ahorrar?

Los hábitos de consumo han cambiado. El consumidor no realiza sus compras igual que hace 5 años, las condiciones económicas particulares y las del propio país han provocado que el consumidor modifique su actuación frente a una compra, tanto, que el 62% de los españoles considera que ha cambiado su manera de comprar en los últimos cinco años y el 52% cree que tiene limitaciones en supoder adquisitivo según el estudio Observatorio Cetelem Consumo Europa 2015.

Ahora el consumidor es más atento, se fija en cada detalle del producto o servicio que adquiere más allá de uno de los elementos principales como lo es el precio y su compra está más razonada. Además según este mismo estudio, el 64% de los españoles ha disminuido sus compras, tendencia que se ha repetido en países como Portugal (71%), Italia (63%) y Hungría (62%).

Internet ha cobrado gran protagonismo, se ha convertido en un elemento clave en el consumo, impulsándolo y proporcionando más posibilidades a los compradores.

Tres pautas a seguir para ahorrar

  • Ojo al precio. El consumidor ha aumentado la atención que le presta al precio de los productos y servicios a la hora de adquirirlos. Ahora la vigilancia es mayor, según este estudio, “8 de cada 10 europeos declara estar más atentos al precio que antes de la crisis”, lo que les lleva a la necesidad de realizar compras inteligentes. El consumidor es ahora hipersensible a los precios, los conoce previamente a la compra e incluso conoce la trayectoria del precio del producto. Según la consultora Nielsen, dos de cada tres consumidores ha dejado de lado los caprichos y los lujos y se centre en comprar lo necesario. El consumidor ahora también pone su vista en formas de compra alternativas que le suponga un ahorro como por ejemplo las compras colectivas, compras de segunda mano, establecimientos low cost…
  • Uso de las tecnologías e Internet para la compra. Ya sea para realizar la compra en sí, como para la búsqueda de información sobre el producto o comparación de precios. Internet ha cobrado gran protagonismo, se ha convertido en un elemento clave en el consumo, impulsándolo y proporcionando más posibilidades a los compradores. Según Cetelem, para el 49% de los encuestados, el tiempo que le dedican a las compras online ha aumentado. La tecnología digital es por tanto un facilitador de compra, que bien utilizado puede ser sinónimo de ahorro.
  • Menor número de compras impulsivas. Las compras no planificadas, las no previstas, aquellas que se realizan sobre la marcha son perjudiciales para el ahorro. Sin embargo, el consumidor ahora está más alerta y las consigue evitar, al menos el 69% de los consumidores en España afirma que lleva a cabo menos compras impulsivas que hace cinco años, el 11% afirma que hace más y el 20% cree que los impulsos en las compras les afectan lo mismo que hace cinco años.

Todo ello supone que el consumidor realiza ahora compras más inteligentes –el 86% de los encuestados por el Observatorio Cetelem así lo considera al utilizar herramientas como las ofertas, promociones, segunda mano, productos low cost…-, razona la compra y la vincula con una necesidad real, utiliza aquellos canales que le permiten comparar precios y productos y le aportan agilidad y comodidad, todo ello se traduce en ahorro.

 

Cinco Días.

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress