Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Lunes, 5 de octubre de 2015

Las reuniones de trabajo como elemento motivador.

 

En cualquier equipo de trabajo, las reuniones son una parte fundamental en la consolidación del grupo, en la transmisión de información, en el avance de los proyectos, en la motivación del equipo y en desarrollar procesos eficientes en la estructura de cualquier organización.

La motivación es lo que nos garantiza que estemos enfocados hacia lo queremos, y ayuda a direccionar a las personas hacia la obtención de lo que se anhela. De acuerdo a lo anterior, se puede inferir que todos los procesos y toma de decisiones que se hacen en el transcurso de la vida están sujetos al grado de incentivación o motivación que se posea en ese momento.

El logro de objetivos y metas es directamente proporcional a las circunstancias favorables que nos conducen a ellos, al esfuerzo que se realiza y al afán de obtenerlo. De allí la importancia que tiene el uso de la motivación como una herramienta básica en la gestión y trabajo en equipo.

Cada reunión debe ser un elemento motivador, por lo que es un buen momento para buscar elementos nuevos y fomentar la creación colectiva que se da a través de la complementariedad del grupo. Este es uno de los motivos principales que hace que las reuniones tengan que prepararse, pero hay que hacerlo bien, a conciencia tanto para conseguir el logro que se persigue en la reunión (trabajado en detalle en todas las unidades anteriores del curso) como para la oportunidad para consolidar y motivar en cada una de ellas al equipo.

Cómo motivar en las reuniones de equipo

  • Comienza  cada reunión de equipo con un resumen de los logros de cada asistente: es una táctica excelente para que todos lleguen a tiempo y consigues ese punto de reconocimiento necesario para que la reunión empiece con el mejor estado de ánimo.
  • Comunica los objetivos y ten preparada cuál será la agenda para cumplirlos. Qué temas se van a tratar y durante cuánto tiempo. Durante la reunión, asegúrate de crear un diálogo constructivo en dos direcciones. Deja hablar a los miembros de tu equipo, escucha y valora su opinión.
  • Establece cuánto tiempo tiene cada uno para hablar, pero de forma motivadora intenta que todos participen de una forma equilibrada.
  • Proporciona los pasos a seguir. Antes de que todo el mundo se disperse a su próxima cita, confirma que conozcan los próximos pasos a seguir. Envía una nota de humor sobre “las diez cosas clave que esperas que hayan aprendido en la reunión”, intercalando frases divertidas con los elementos clave del evento.
  • Por último, equilibra el tiempo dedicado a tratar lo que va mal y a reforzar lo que va bien. Una reunión donde toda la información es negativa termina por incidir en el estado de ánimo de sus asistentes y empeorar de forma falsa la percepción que tienen de los hechos, lo cual es muy perjudicial.

Hay muchas herramientas que nos permiten mejorar la motivación del trabajador, muchos puntos a tener en cuenta y que dependen de la empresa. Pero al final todo se resume en una frase: felicidad en el trabajo. Y las reuniones juegan un papel importante.

 

Iniciativas Empresariales.

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress