Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Martes, 3 de mayo de 2016

Los nuevos radares ya están entre nosotros (y te van a pillar)

El exceso de velocidad ha pasado a ser una atribución más de estos dispositivos, que ahora pueden detectar la presencia del cinturón o si se utiliza el móvil


El gesto de levantar el pie del acelerador en los tramos calientes está a punto de pasar a la historia. Los radares seguirán denunciando los excesos de velocidad, por supuesto, pero a partir de los próximos meses lo harán también con la ausencia del cinturón, el uso del móvil, la ITV caducada o por saltarse una señal de 'stop'. 

La DGT advirtió en enero que este año estaría dedicado a detectar las infracciones al volante más allá de la velocidad. Así, la semana que viene se instalarán 70 cámaras-radar por las carreteras españolas, 19 de ellas solo en secundarias de Andalucía, que serán ampliadas en 200 antes de que acabe 2016. En un año tendremos casi 300 ojos virtuales escrutándonos, capaces de detectar cualquier irregularidad, una cifra que se ampliará con las que dispongan los ayuntamientos.


Madrid montará 35 a lo largo del año, nueve de los cuales serán instalados en los próximos días. De hecho hoy entra en funcionamiento el primero de ellos. Está ubicado en la avenida de Córdoba, en Usera, un sector caliente que ha acumulado tres atropellos el año pasado. Una cámara fotografía a cada vehículo al comienzo y vuelve a hacerlo al salir del tramo, que comprende poco más de un kilómetro. Si la diferencia de tiempo entre ambas imágenes sugiere una velocidad media superior a los 50km/h., multa. 

En este caso, hasta el 1 de junio, la cosa quedará en una notificación. El consistorio que preside Manuela Carmena ha decidido otorgar a los infractores un periodo de gracia de 40 días para que se acostumbren al cambio; después se enfrentarán a sanciones de hasta 600 euros y dos meses de retirada del permiso de conducir. Además, el ayuntamiento desplegará 26 foto-rojo, unos dispositivos que se montan junto al semáforo y que realizan cinco fotos en alta resolución de los vehículos que lo atraviesan en rojo. Puede descargar sus ubicaciones aquí (XLS). Ni siquiera nos quedará el acuse de recibo del flash, que nos anunciaba un futuro desembolso, ya que funcionan con infrarrojos. 

 

Iniciativas similares se están dando en las principales ciudades de España, y esto no es más que el principio.

Los nuevos radares con renocimiento de imagen comoTrafic Eye, uno de los más instalados en nuestro país, ofrecen una enorme serie de posibilidades. Por ellos mismos, sin necesidad de que un agente revise la imagen e identifique nada, pueden determinar, apunten: el modelo y color de su coche, si está hablando por el móvil, si lleva puesto el cinturón de seguridad (también los pasajeros), si lleva a un animal fuera del transportín, si lleva a algún niño sin su silla necesaria y, por supuesto, infracciones más sencillas como circular contra el sentido de la calle, parar en zona prohibida o circular por una zona por una zona limitada sin acreditación. 

La gran ventaja de estos nuevos sistemas con respecto a los radares y las cámaras fijas anteriores es su versatilidad. Puede montarse en cualquier turismo para efectuar controles sorpresa, e incluso implementarse en motos para controlar los estacionamientos indebidos en la ciudad. Tradesegur, distribuidora de Trafic Eye en España, asegura que la DGT ha instalado más de 150 por toda España, capaces de recoger entre 25 y 50 imágenes por segundo.Setenta de ellos acaban de comenzar su servicio, la mayor parte ubicados en carreteras secundarias.

 

El indetectable y el infalible

Esto por la parte del ajuste fino. En cuanto a volumen, la DGT lleva tiempo desplegando la instalación del Multiradar C, que identifica infracciones de velocidad en seis carriles a la vez sin importar la dirección. A diferencia de sus antecesores, el C opera sin problemas montado en un vehículo a alta velocidad, capturando matrículas camuflado en el frontal o instalado en un poste de carretera. 

Sin embargo, la característica que ha hecho popular al Multiradar C en los foros especializados es que resulta prácticamente indetectable. Es porque emite ondas de alta frecuencia a muy baja potencia que pasan inadvertidas para la mayoría de los detectores. Sin embargo, a la ley le siguió la trampa y en algunos foros sostienen que es posible detectarlo gracias a la instalación de una antena amplificadora. De cualquier modo, cualquier antiradar adquirido antes de 2015 es inútil contra el Multiradar C y su uso es ilegal. Cabe recordar que solo están permitidas las aplicaciones que avisan de radares fijos por la colaboración de otros conductores.

No se preocupe todavía, que lo peor está por venir. El fabricante francés Morpho tiene en fase de pruebas el Mesta Fusion, el primer radar inteligente. De momento se está probando en Dubai y algunas regiones del sur de Francia con unos márgenes de error cercanos al 1%, lo que indica una fiabilidad inédita, muy por encima de la media en este tipo de dispositivos.

El Mesta Fusion monta un sensor fotográfico de 36 Mpx. que es capaz de monitorizar hasta 32 vehículos en 8 carriles diferentes clasificándolos -y aplicando la ley- según su categoría. Tiene un alcance de 200 metros, opera en todo tipo de condiciones meteorológicas y sobre el papel, lo detecta todo. No solo es capaz de identificar cualquiera de las infracciones que hemos mencionado con el Traffic Eye y el Multiradar C, sino que detecta violaciones de la distancia de seguridad, invasiones de carriles protegidos o giros indebidos.

 

 

El Confidencial.

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress