Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Viernes, 15 de julio de 2016

El teatro clásico rejuvenece en Mérida.

El certamen, que celebra este año su edición número 62, es el más longevo de España y un ejemplo de colaboración público-privada.

No hay mayor dolor que el amor". Esta es una de las frases más representativas de Medea, la obra escrita por Séneca y que, en una versión de Miguel de Unamuno, dio inicio en 1933 al Festival de Teatro Clásico de Mérida. Al aire libre y a plena luz del día -la ciudad no disponía de suficiente electricidad por las noches durante la República y las obras se representaban por la tarde-, la actriz Margarita Xirgu protagonizó el inicio del que es ya el festival de teatro más longevo de España y el que está considerado como el más importante del mundo en su género.

 

Estrella Morente, Paloma San Basilio, Antonio Canales, Toni Cantó, Verónica Forqué, Félix Gómez, Melani Olivares, Aitor Luna o José Vicente Moirón se unirán este año a una larga lista de actores y actrices que durante las 62 ediciones del festival han representado obras de temática grecolatina o grecoromana en el imponente Teatro Romano de Mérida. Este espacio, construido entre los años 15 y 16 a.C. a instancias del cónsul Marco Vipsanio Agripa y que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, ha sido escenario de algunas de las mejores interpretaciones de la historia de nuestro teatro y tiene el honor de ser el espacio escenográfico más antiguo del mundo que aún funciona como tal.

 

Gestión privada

Desde hace cinco años, la empresa Pentación Espectáculos, que dirige Jesús Cimarro, tiene la responsabilidad de seguir sorprendiendo a un público fiel y cada año más numeroso que también forma parte de la dilatada historia del festival. De hecho, fue el público de Mérida el que impulsó la continuidad del certamen cuando en 1953 y tras haber sido suspendido por el inicio de la Guerra Civil y las dificultades económicas de la época, universitarios de la localidad llevaron a los escenarios a la princesa cretense Freda. Tras esta representación, y ya en el verano de 1954, Francisco Rabal interpretó al Edipo de Sófocles asegurando la continuidad de un festival que desde entonces se ha mantenido como uno de los acontecimientos teatrales más destacados del año.

 

 

Pero, ¿cómo se gestiona un festival con una temática tan específica y complicada? "Con profesionalidad", señala Cimarro, que destaca el esfuerzo de miles de personas por hacer de este certamen una referencia en su género. "Elaborar el cartel de este festival es una de las cosas más complicadas de mi trabajo porque no hay mucho donde elegir, ya que no existe mucha producción de temática grecolatina o grecoromana. Una de mis labores es la de provocar que se hagan determinados títulos y que después puedan ser disfrutados por el público", asegura Cimarro, que reconoce que una de las grandes dificultades es "hacer una programación atractiva para todos los públicos. Seleccionar títulos que resulten atractivos para un publico cada vez más diverso y variado".

 

El festival, que dio comienzo el pasado 6 de julio y que concluirá el próximo 28 de agosto, también es un ejemplo de colaboración público-privada. De carácter público y con una gestión externalizada, este certamen tiene la responsabilidad de programar estrenos mundiales, que después pueden girar por otras localidades y que permiten que otros públicos disfruten del teatro clásico, género casi apartado de la cartelera el resto del año.

 

 

Además, "una de las peculiaridades del concurso público que se convoca para el festival es que si hay superávit se entrega al consorcio del festival y si hay déficit lo asume la empresa que lo gestiona. Se trata de que los beneficios económicos del certamen reviertan en la sociedad", apunta Cimarro, que ha apostado este año por la nueva creación, con textos inéditos y originales, que abarca diversos géneros escénicos, como teatro, música, danza, o flamenco, y dramáticos, como comedia, tragedia o musical. Además, en el cartel de este año destaca un concierto sinfónico que ofrecerá el violinista Ara Malikian el 8 de agosto.

 

Expansión.

 

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress