Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Lunes, 1 de agosto de 2016

Planes para no aburrirse en agosto.

Llega agosto y las ciudades se quedan desiertas. Pero si es de a los que les toca trabajar en este cálido mes estival, no se preocupe, esta guía le trae una serie de propuestas y planes en Madrid y Barcelona para que no se desespere aguardando la llegada de septiembre.

1. Dosis estival de cultura

El Musseu Picasso de Barcelona acoge hasta el 4 de septiembre la serie 'Los 156 grabados'. Si le gusta el arte no dude en visitar esta exposición de los grabados que realizó el artista malagueño entre el 24 de octubre de 1968 y el 25 de marzo de 1972, en los que plasma su espíritu desenfrenado representando un mundo ocioso y alegre con un trasfondo de melancolía. La entrada cuesta 4'50 euros.

2. Brunch + cava. Una combinación irresistible

Sale a dar un paseo y a media mañana le apetece picar algo y no sabe el qué. La solución viene de la mano de Anna de Codorniu y su Barcelona Brunch Weekend. Todos los sábados y domingos hasta el 21 de agosto 35 restaurantes de Barcelona ofrecen en horario de 12h a 17h menús especiales maridados con el cava Anna de Codorniu Blanc de Blancs. Entre los locales que participan en este evento único destacan L'Eggs, Patrón, Chez Cocó, Shibui, The Market Perú o Ajoblanco, entre otros. Los menús incluyen 12 platos y oscilan entre 24 y 50 euros por persona.

3. Japón en la Castellana

Agosto puede ser el mes en el que dé un paso más en su afición por la gastronomía japonesa. El restaurante Enso Sushi, situado en pleno Paseo de la Castellana, es especialista en alta cocina japonesa. El establecimiento, tranquilo y elegante, es un fiel reflejo de su oferta culinaria. En sus más de veinte pescados de calidad sashimi priman los sabores intensos y minuciosamente logrados. En Enso Sushi puede degustar el Tartar de atún, el Uramaki Ebi (langostino empanado, tartar de salmón y aguacate), el Timbal de pez limón o el Nigiri Enso (ventresca de atún toro y foie), entre otros. El precio medio está entre los 60 y los 70 euros.

4. Un respiro a 100 km de Madrid

A hora y media al oeste de la capital se encuentra Navaluenga, un pequeño pueblo de Ávila con vistas privilegiadas a la Sierra de Gredos. Para alojarse en un sitio cómodo, sencillo y respetuoso con el medio ambiente, la mejor opción es El Hotelito, el primer hotel con denominación agrochic. Desde paseos a caballo, en bicicleta, senderismo o piragüismo, hasta cenas caseras elaboradas con productos del propio huerto, El Hotelito ofrece una gran variedad de actividades para relajarse y conectar con la naturaleza.

5. El chef en casa

¿Quiere un menú de alta calidad pero no tiene ganas de salir de casa? La plataforma digital Take a Chef lo hace posible. Este servicio permite contratar un chef profesional a domicilio, el cliente y el cocinero elaboran un menú en función del tipo de ocasión del que se trate, no es lo mismo una cena con amigas que una comida familiar o una cita romántica. El menú lo realiza el cocinero en la casa del cliente y también lo sirve. Los precios de los encargos se dividen en tres franjas, menos de 35 euros, entre 35 y 70 y más de 70 euros.

6. Café y buenos libros

Si le gusta el café y la buena literatura, este plan es para usted. Barcelona y Madrid, ciudades literarias, ofrecen varios espacios consagrados a ambos. Lugares en los que una lectura se acompaña de una buena infusión y la energía gastada en la lectura se repone con un buen trozo de tarta. Nuestras sugerencias son:

-María Pandora (Madrid), un café cultural en el que se lee, se escribe, se habla y se escucha. Ubicado en Las Vistillas, una de las plazas con más encanto y mejores vistas de la ciudad, no es raro pasar por allí una tarde de domingo y encontrarse con un concierto o con un recital de poesía como parte de una agenda cultural centrada también en la pintura y la fotografía.

-El café de la Central de Barcelona. Es el café perteneciente a la librería La Central, un espacio de 500 m² que acoge un fondo bibliográfico de más de 85.000 volúmenes. En este luminoso espacio, la lectura se acompaña de una oferta que incluye recomendables menús al mediodía, cafés y tés, refrescos, pasteles... Y además, cuenta con wifi.

7. Chapuzones, vistas y copas desde el cielo

En plena Gran Vía de Madrid se encuentra uno de los hoteles más emblemáticos de la capital: el Emperador. Considerado como uno de los mejores hoteles de la capital, destaca sobre todo por su espectacular piscina en la azotea con jardín y solárium. Ubicado en el piso 10, se convierte en el lugar ideal para darse un baño acompañado de un buen vino y disfrutar de las vistas de la ciudad.

8. El buen humor no abandona la ciudad en verano

Mientras los grandes teatros se paran y descansan, la programación teatral continúa. En Madrid, El Patio del Galileo continúa hasta el 29 de agosto con la comedia Milagro en Casa de los López, en el Pequeño Teatro Gran Vía se podrá disfrutar de El Otro Lado de la Cama (hasta el 30 de agosto), en el Infanta Isabel, Lo que vio el mayordomo (hasta el 30 de agosto) o la extravagante comedia Love Pain Love, en el Teatro Bellas Artes (hasta el 16 de agosto).

9. Madrid desde las nubes

Si nada de lo anterior le ha llamado la atención y le gusta la aventura, tenemos una alternativa que darle para que disfrute de la ciudad este verano como nunca antes lo había hecho. Desconecte del trabajo con un paseo por las nubes, sí, por las nubes. El paseo en globo aerostático que ofrece www.siempreenlasnubes.com puede ser uno de esos planes que quede siempre en la memoria. El paseo se inicia desde el Parque Regional del Curso Medio del Río Guadarrama, muy cerca de El Escorial, con unas increíbles vistas de la Sierra del Guadarrama y del skyline de Madrid. El trayecto, aproximadamente de dos horas, finaliza con una copa de cava y un almuerzo campestre en la zona de aterrizaje.

10. Pruebe un deporte diferente

Hacer ejercicio con este calor no es una locura, sobre todo si son deportes acuáticos ¿Ha oído hablar del flyboard? Consiste en desplazarse por encima del agua con una tabla a propulsión. Suena raro, pero es una buena forma de salirse de la rutina. En el Pantano de Los Ángeles de San Rafael (Segovia), rodeado de naturaleza, se imparte el cursillo impartido por profesionales de este deporte. La actividad puede durar o 15 minutos (por 65) o 30 minutos (100). Al terminar, puede disfrutar de la terraza bar chill-out que se encuentra al lado del pantano para celebrar sus logros con una refrescante cerveza.

 

Expansión.

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress