Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Viernes, 12 de agosto de 2016

UberEATS prepara su llegada a España para competir con Just Eat y Deliveroo

 

El panorama de la comida a domicilio en España se encuentra en plena ebullición. En pocos meses se han producido adquisiciones entre los grandes de la industria, se han asentado nuevos jugadores e incluso ha cerrado quién habían llegado con fuerza. Ahora, se prevé otro terremoto en el delivery: UberEATS prepara su desembarco en España.

 

La compañía conocida por su servicio de chófer ya ha empezado el proceso de contratación de empleados para poner en marcha el servicio en varias ciudades del país, aunque según han explicado fuentes de la empresa a elEconomista.es, aún están dando los primeros pasos y no se han determinado siquiera posible fecha ni en qué ciudades estaría disponible su plataforma de delivery.

Lo cierto es que desde hace una semana UberEATS ha abierto varios procesos de selección de personal para implantar oficinas en Madrid y Barcelona. La compañía busca en sendas capitales un manager general, manager de marketing, jefe de operaciones, manager de la gestión con restaurantes así como un coordinador de las operaciones de la comunidad en la capital de España.

Aunque desde Uber explican que el proyecto se encuentran todavía en su primera fase, fuentes del sector consideran que la compañía tiene vista y son conscientes de las oportunidades que tiene el mercado español a día de hoy, con lo que todo apunta a que van a entrar.

Expansión de UberEATS

Dichas fuentes explican que la llegada de UberEATS a España es un paso lógico ya que la plataforma se encuentra en las ciudades más importantes del mundo, con lo que sólo era cuestión de tiempo que se produjese este movimiento.

Y es que UberEATS ha comenzado recientemente un proceso de expansión europea. Pesea a que la plataforma probó suerte en Barcelona (donde después cerró), a día de hoy desarrolla su actividad en París y en Londres, donde comienza a ser seria competencia para Deliveroo. 

Desde parte del sector del delivery se preguntan sobre cómo será la operativa que lleve a cabo la compañía para realizar la entrega de los pedidos. A día de hoy, la compañía realiza las entregas en coches y en bicicletas, con lo que es de esperar que apueste por ésta última teniendo en cuenta que otras compañías como Deliveroo o la extinta Take Eat Easy así lo han hecho durante los últimos meses en España.

Más allá de España, la compañía ha iniciado procesos de contratación en Italia, Alemania, Dinamarca, Países Bajos, Austria, Suecia, Rusia, México, Sudáfrica, Emiratos Árabes Unidos, Singapur o Malasia, así como prevén ampliar su presencia en otras ciudades de Gran Bretaña.

Mercado español

Uber ha encontrado en España una oportunidad debido a los últimos cambios que se han producido en el sector, así como es consciente de los cambios que están por venir a lo largo del año.

Recientemente Take Eat Easy, uno de los actores más destacados del delivery en Madrid, Barcelona y Valencia, anunciaba el fin de su actividad dejando un hueco en el mercado -y un descubierto a muchos de sus proveedores y trabajadores-.

Por el concepto de Take Eat Easy -imágenes grandes, diseño muy visual y entregas en bicicleta- en este nicho de mercado engranaría la estrategia dne UberEATS que competiría directamente contra Deliveroo. La compañía británica ya ha comenzado a ocupar el hueco que ha dejado en muchos restaurantes la desaparecida compañía belga, con lo que Uber tendrá que plantar cara contra la plataforma dirigida por Will Shu que y cuya aspiración también es expandirse por Europa gracias a lo que ha cerrado una ronda de financiación de 275 millones de dólares.

Sin embargo, más allá del hueco que haya podido dejar Take Eat Easy en el mercado, el mercado de la comida a domicilio sufrirá cambios de aquí a finales del año. Un periodo en el que se espera que Just Eat logre el visto bueno definitivo y pase a integrar el negocio de La Nevera Roja, con lo que se convertirá en la absoluta referencia la hora de realizar los pedidos de comida a domicilio a través de Internet.

Aunque la aspiración de Just Eat es convertirse en el Google de los restaurantes a domicilio, hay locales que prefieren quedarse fuera del sistema de pedidos del gigante británico. Por ello, no hay que perder de vista a las alianzas que se están realizando por parte de grupos de restauración como VIPS, recientemente asociados con Deliveroo, o restaurantes de más alto nivel, que prefieren fijarse en el modelo de Resto-in.

 

El Economista.

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress