Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
iusTime
Viernes, 9 de septiembre de 2016

'Design Thinking', un método creativo para innovar en Internet

El Design Thinking permite a las pequeñas y medianas empresas que trabajan en la Red seguir paso a paso sus procesos creativos y detectar los posibles fallos de sus proyectos en fases tempranas.

Las nuevas tecnologías obligan a las pymes a ofrecer soluciones personalizadas para cada cliente; que, normalmente, también solicitará evaluar cómo ha sido el proceso creativo. Gracias al Design Thinking, las dos partes podrán interactuar en todo momento. Este método permite a las empresas conocer muy bien a su público y actuar certeramente ante sus demandas.

 

 

La primera fase de esta forma de trabajo consiste en realizar una extensa entrevista personal para empatizar con el cliente y conocer sus necesidades. Es importante definir bien el problema para encontrar la mejor forma de resolverlo.

 

 

Superada esta etapa, se podrá empezar el diseño. Una lluvia de ideas fomentará la comunicación entre el equipo y hará más fácil encontrar la solución adecuada. Finalmente, es fundamental hacer prototipos para probar el producto. No hace falta dedicar mucho tiempo y dinero a estos modelos. El objetivo es ver cómo el público interactúa con ellos y así realizar una evaluación adecuada. Una vez que se conozcan los fallos, se deben introducir los cambios necesarios.

 

 

Iria Casal, directora de márketing y comunicación de Elogia, explica cómo esta metodología "permite hacer mediciones continuamente". Al ser una pyme que trabaja en la Red, el Design Thinking les facilita detectar dónde pueden estar los fallos. Añade que hacen muchas pruebas para descubrir errores. "Usamos estas pautas continuamente porque nos permiten hilar muy fino", asegura.

 

 

Pero este modelo también plantea importantes retos. Nicola Picasso, consejero delegado en Somos Sinapsis, agencia de comunicación y márketing en Internet, apunta algunas claves en este sentido: "Al trabajar con un sistema centrado en solucionar cosas prácticas, las webs suelen tener el mismo diseño, por lo que conviene diferenciarse ", indica.

 

 

Si el cliente solicita algo muy concreto, hará imposible aplicar el Design Thinking . "Si hay que crear una web con unas directrices cerradas, se tiene menos margen de actuación", asegura Picasso. Además, para proyectos fuera de la Red el sistema puede no ser tan eficaz, pues Internet es la única plataforma que permite hacer un seguimiento continuo de los resultados.

 

Expansión

 

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress