Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Jueves, 2 de marzo de 2017

Pensiones: ¿pueden ser una solución los planes privados?

El sistema de pensiones público, tal y como está concebido actualmente, no da para más. De ahí que el Pacto de Toledo esté tratando de dar soluciones, que van desde alargar más allá de los 67 años la edad de jubilación a destopar las cotizaciones o acudir a la emisión de deuda para tapar el creciente agujero de la Seguridad Social.

 

Los planes de pensiones privados siempre han sido una alternativa para complementar la pensión, con una buena rentabilidad financiero-fiscal, ya que sus aportaciones reducen la base imponible, con un límite de 8.000 euros por partícipe al año. Sin embargo, esas ventajas fiscales se pierden a la hora del rescate, cuando hay que tributar tanto por el interés percibido como por el capital, lo que tradicionalmente ha llevado a las gestoras a solicitar un mejor tratamiento para atraer a nuevos partícipes.

 

Lo que las entidades hacen ahora, a través de Inverco, es dar un paso más y pedir que las sociedades aporten un 2% de las cotizaciones que ahora pagan a la Seguridad Social y, en paralelo, los empleados ingresen en este sistema el 2% de su salario. De este modo, se crearía un sistema semiobligatorio de pensiones privadas al estilo del que ya existe en Reino Unido.

 

Expansión

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress