Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Viernes, 16 de junio de 2017

Cuando me jubile, ¿cobraré más o menos de lo que he cotizado?

Cuánto cotizamos a la Seguridad Social? ¿Se corresponde lo cotizado con la pensión que se cobra luego? ¿Cuál es el coste para el sistema? La respuesta académica es que sí, que en términos medios, los pensionistas españoles no solo cobran lo cotizado sino un poco más. Si bien, el sistema español es solidario, con lo que los trabajadores que han cotizado por bases altas, no cobran lo aportado y los que han cotizado pocos años y por bases bajas se llevan mucho más de lo que han contribuido.

 


Un estudio de las Universidades de Valencia y de Extremadura publicado por la consultora Edad y Vida y citado hoy por el director ejecutivo de Pensiones de BBVA, David Carrasco, asegura que antes de las reformas de pensiones de 2011 y 2013 cada pensionista cobraba en España entre 1,44 y 1,65 euros por cada euro cotizado en su vida. Mientras que tras las reformas, los pensionistas se seguirán llevando de media entre 1,28 y 1,46 euros por cada euro cotizado, dependiendo del impacto de los cambios normativos en la edad efectiva de
jubilación.

 


Según Carrasco ‐‐que ha presentado hoy su informe Retos de las pensiones: sostenibilidad, suficiencia y transparencia en una jornada organizada por CFA Institute‐‐, esta correlación entre lo cotizado y la pensión que se cobra una vez jubilado "debería tender al equilibrio". Esto se conseguiría en opinión del BBVA con un de cuentas nocionales, como el sueco.

 


Este modelo seguiría siendo de reparto ‐‐los trabajadores en activo pagan las cotizaciones de los jubilados‐‐, pero cada trabajador tendría una cuenta individual virtual en la que se depositarían las cotizaciones durante toda la vida y llegado el momento de la jubilación el trabajador elegiría la edad a la que se retira y la pensión se fijaría repartiendo lo cotizado entre los años que previsiblemente va a vivir, según su esperanza de vida.

 


En este sistema, la suficiencia de las pensiones mínimas (aquellas de quienes no han cotizado lo suficiente para cobrar una pensión con la que poder vivir) se garantizará al igual que en el actual sistema español con complementos financiados con impuestos.

 

Las pensiones en este modelo se actualizan cada año en la misma proporción que los salarios, y si estos bajan, las pensiones también.

 

Cinco Días

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress