Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Miércoles, 21 de febrero de 2018

El IRPF sube en 870 millones al no actualizarse el impuesto con el IPC

El ciudadano medio perderá 58 euros al año en poder adquisitivo, aunque la merma alcanzará los 203 euros para aquéllos con una nómina anual superior a los 60.000 euros.


La subida de los precios en 2017 supone una pérdida de poder adquisitivo para los pensionistas (cuyas nóminas sólo se revalorizan un 0,25%) y para gran parte de los ocupados, que tienen su salario todavía congelado.


Pero incluso aquellos trabajadores que disfrutan de cláusulas de revisión salarial conforme al IPC notarán una merma de su poder adquisitivo por la no deflactación de la tarifa del IRPF, esto es, la no adaptación de los tramos del impuesto a la subida de precios, de manera que no se produzca un salto del contribuyente a un tramo superior de la retención, en cuyo caso deberá pagar más a Hacienda.


Al haber permanecido inalterados los tramos del Impuesto sobre la Renta, los contribuyentes sufrirán una subida encubierta del IRPF que provocará la pérdida de unos 870 millones de euros para los contribuyentes este año, en el caso de que sus salarios se hubieran actualizado conforme a la inflación.


Esta merma se debe a que, si bien la subida de los salarios necesaria para compensar la inflación (un 2% de media en 2017) se aplica sobre el conjunto del sueldo, el aumento de impuestos se concentra sobre el tipo más elevado que esté pagando el trabajador, e incluso puede implicar un salto del tipo impositivo.


Por ejemplo, un asalariado que percibiera el sueldo medio en 2017 (23.106 euros al año) y lo viera revalorizado este ejercicio (hasta los 23.568 euros), seguiría pagando lo mismo por la parte correspondiente hasta los 20.200 euros (con un tipo de hasta el 24%), pero la cantidad que tributaría al siguiente tipo (al 30%), crecería un 15,9%, desde los 2.906 euros hasta los 3.368 euros anuales. Con ello, la cantidad total a pagar al Fisco se incrementaría un 3,4%, en lugar de únicamente el 2% correspondiente a su mejora salarial.

 

Expansión

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress