Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Lunes, 30 de abril de 2018

El Gobierno espera llegar el próximo año a casi 20 millones de empleados

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el Programa de Estabilidad 2018-2021, que remitirá a Bruselas el próximo lunes. El documento incluye las proyecciones económicas del Gobierno y contemplan que el número de empleados aumentará este año en 475.000 personas y cerrará en 19,4 millones de ocupados. Siempre según las previsiones de Economía, la cifra alcanzará los 19,9 millones el próximo año. Ello implica que prácticamente en 2019 se cumplirá la promesa del Gobierno de cerrar la legislatura en 2020 con 20 millones de ocupadas.

 


“[Las proyecciones] son creíbles y acaso pecan de prudencia”, aseguró el ministro de Economía, Román Escolano, que compareció tras el Consejo de Ministros. Como ya se indicó en los Presupuestos Generales del Estado, el Gobierno prevé que la economía crecerá este año un 2,7%, cuatro décimas más que en la anterior estimación. Una mejora que está avalada por la mayoría de analistas. De hecho, no es descartable que la economía se acerque a niveles de crecimiento del 3%. Para los años siguientes, Moncloa estima que el PIB avanzará un 2,4% en 2019 y un 2,3% en 2020 y 2021. Es decir, España sufrirá una desaceleración.

 


Sin embargo, Escolano destacó que España registrará el período más prolongado de crecimiento económico y sin desequilibrios. Destacó que, en etapas anteriores, la recuperación tras un período de crisis se lograba con déficit exterior. Ahora, España crece a través de la demanda interna y también logrando superávit por cuenta corriente. “Significa menos endeudamiento respecto al resto del mundo y significa menos vulnerabilidad cuando los tipos impositivos se normalicen”, apuntó Escolano. El ministro de Economía también puso en valor que la recuperación económica no viene acompañada del tradicional en España proceso inflacionario.

 


El Ejecutivo insistió en que el cumplimiento de los objetivos de déficit es una prioridad. España se ha comprometido a rebajar sus números rojos del 3,1% del PIB registrado el año pasado al 2,2% para este ejercicio. El Programa de Estabilidad contempla que España logrará este año por primera vez en una década superávit primario, es decir, que sin tener en cuenta los intereses de la deuda, los ingresos públicos superarán los gastos. Registrar superávit primario es una condición indispensable para reducir de forma significativa la deuda pública.

 

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, señaló que la deuda del conjunto de la Administración pasará del 98,3% del PIB registrado el año pasado al 89,1% en 2021. Supone una reducción en torno a los 100.000 millones. La Ley de Estabilidad exige reducir la deuda pública al 60% en 2020, un objetivo inasumible. Montoro señaló que el Gobierno irá reduciendo el déficit hasta alcanzar en 2021 un ligero superávit. La última que ocurrió eso fue en 2007.

 

 

Cinco Días

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress