Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Lunes, 11 de junio de 2018

Los autónomos reclaman un paro como el de los asalariados y derecho al subsidio de 426 euros

Al Ejecutivo de Sánchez le llueven las peticiones. Si los sindicatos les reclaman la derogación de la reforma laboral y medidas para garantizar el futuro de las pensiones, desde las asociaciones de autónomos le piden al Gobierno socialista que no se olvide del colectivo de los trabajadores por cuenta propia.

 

El comité de dirección de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA) fijó ayer durante su última reunión un decálogo de medidas urgentes que, considera, se deberían aprobar en los próximos meses. Entre ellas exigen que se mejore la protección social del colectivo y, más concretamente, la actual prestación por cese de actividad. Así, quieren que esta prestación se asimile a la del paro, para lo que es necesario, argumentan, «dotarla de mayor cuantía y duración».

 

Además, reclaman que los autónomos tengan derecho a cobrar el subsidio, la ayuda de 426 euros que perciben los trabajadores asalariados cuando se les acaba la prestación del paro.

 

Asimismo, piden que se extienda la jubilación activa plena a todos los autónomos, de tal manera que, independientemente de si generan o no empleo, se les permita compatibilizar el trabajo con el 100% de su pensión. ATA considera que también es primordial que se facilite la cotización a todos aquellos autónomos cuyos ingresos no llegan al Salario Mínimo Interprofesional (SMI). Por ello, proponen una cotización similar a la tarifa plana a aquellos trabajadores por cuenta propia cuyos rendimientos netos estén por debajo del SMI.

 

Otro de los asuntos que más preocupa al colectivo y que la nueva titular de Trabajo, Magdalena Valerio, también considera una prioridad es la lucha contra los falsos autónomos: aquellos trabajadores que, pese a mantener una relación de dependencia con la empresa en la que prestan sus servicios, por lo que tendrían que tener un contrato laboral por cuenta ajena, son obligados a darse de alta en el régimen de autónomos para poder trabajar, con lo que la compañía se evita así pagar a la Seguridad Social.

 

Para combatir esta práctica fraudulenta, ATA propone la creación de un registro obligatorio donde todos los autónomos estén obligados a comunicar a la Seguridad Social la empresa o grupo de empresas para las que prestan servicios.

 

Además de estas medidas, también reclaman que se apruebe un régimen sancionador a las compañías y administraciones que no cumplan con los plazos que fija la ley, así como la puesta en marcha de un buzón de morosidad, donde autónomos, pymes y resto de proveedores puedan denunciar de forma anónima a aquellas empresas o administraciones que llevan a cabo prácticas ilegales en esta materia.

 

El Mundo

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress