Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Miércoles, 20 de junio de 2018

El BCE seguirá una estrategia “gradual” a la hora de subir tipos

Mario Draghi, el presidente del BCE, ha dicho hoy en la cita que los banqueros centrales tienen en Sintra (Portugal) que a la hora de subir los tipos de interés adoptarán una estrategia "gradual" y "paciente".

 

El Banco Central Europeo (BCE) dejó la semana pasada en Riga (Letonia) bastante clara su hoja de ruta a la hora de subir los tipos de interés. Los mantendrá estables en el actual mínimo histórico del 0%, al menos, hasta el verano de 2019, una fecha a partir de la cual si las condiciones macroeconómicas y los tipos de interés acompañan podrían subirlos.


Y hoy en Sintra (Portugal), su presidente, Mario Draghi, ha repetido un discurso similar en la quinta edición de foro de Bancos Centrales que organiza el BCE asegurando que adoptará una posición "paciente", pero también "gradual" para subir los tipos de interés de la zona euro una vez que la inflación se aproxime al 2%. "Continuaremos siendo pacientes a la hora de determinar el momento de una primera subida de tipos de interés y llevaremos a cabo una estrategia gradual de ajustar la política posteriormente", ha dicho Draghi en su discurso.

 

De hecho, el presidente del principal organismo monetario de la eurozona también ha asegurado que están "preparados para ajustar" sus "instrumentos como sea apropiado para garantizar que la inflación siga moviéndose hacia su objetivo a medio plazo de inflación, es decir, por debajo, pero cerca del 2%. También ha subrayado que estos potenciales ajustes serán "predecibles". Asimismo, ha dicho que los tipos de interés a muy corto plazo del mercado monetario reflejan estos principios y que el BCE mantiene la capacidad de reaccionar ante futuras sacudidas de la economía y garantizar la convergencia de la inflación con el objetivo de la institución.


Por otro lado, Draghi ha asegurado que está contento con las actuales expectativas del mercado. El mercado descuenta la primera subida de la facilidad de depósitos en septiembre de 2019 (a día de hoy en el -0,4%), una fecha para la que también se espera la primera subida de los tipos desde marzo de 2016, tras el discurso del pasado jueves en el que también anunció el fin de su programa de compras de deuda (QE) en diciembre. "La política monetaria de la zona euro continuará siendo paciente, persistente y prudente", ha recalcado
Draghi en Sintra.


El hecho de acabar con las compras de deuda, ha reiterado Draghi, obedece a una mejora de la economía, aunque "es innegable que la incertidumbre se ha incrementado", ha dicho, por tres cuestiones esenciales: la posibilidad de un aumento del proteccionismo, un alza en el precio de los combustibles y el temor a la "volatilidad" del mercado financiero. Sin embargo, la expansión fiscal realizada por Estados Unidos y la prevista en varios países de la eurozona pueden servir de estímulo al crecimiento.

 

Expansión

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress