Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Lunes, 2 de julio de 2018

Las rebajas de verano arrancan con buenas perspectivas tras una mala temporada

El Corte Inglés e Inditex fueron este viernes las últimas grandes cadenas comerciales en dar el pistoletazo de salida a las rebajas. Las últimas pese a que la fecha oficial de su inicio, el 29 de junio, se ha adelantado con respecto a la fecha tradicional del 1 de julio.

 


Porque la frontera entre este gran periodo de descuento del comercio, sobre todo textil, y las diversas campañas de ofertas que ocupan el resto del calendario es cada vez más difusa. Sin ir más lejos, durante el mes de junio se han sucedido las campañas de descuentos de hasta el 40% en las principales firmas comerciales del país. Estas han llegado al mes de junio con la mayor parte de sus colecciones de primavera-verano por vender, castigadas por unas condiciones climatológicas que no han traído el calor a la península hasta bien entrado el mes de junio.


Dado el stock sobrante y los descuentos, de hasta el 50%, el sector espera una buena actividad para los dos próximos meses, aunque sea a costa de su margen de ventas.

 

 

“Contamos con que haya un buen nivel de consumo. Si hay unas rebajas buenas es porque ha habido una mala temporada. Habrá que aprovechar esos meses para recuperar ventas”, afirma el presidente de la patronal textil, Acotex. En lo que va de año, las ventas de productos textiles se ha contraído un 4,4% respecto al año pasado, y las ventas de 2017 fueron las peores desde la salida de la crisis.

 

 

Pese a la mejora que traerán las rebajas a estas estadísticas, desde la patronal cuentan con que no mejorarán los datos del año pasado. Y su presidente apuesta por cambiar las fechas de las rebajas: “Tendría más sentido retrasar las rebajas de invierno a marzo, en vez de hacerlas en enero, y las de la temporada de verano a octubre. Pero hay una dinámica instalada que es difícil de cambiar”. También el hecho de haber acostumbrado a los consumidores a comprar solo bajo promociones: “Va a ser complicado cambiar esa tendencia. Cada uno tiene su estrategia pero el sector debe dar algo diferencial para que el cliente quiera pagar el precio completo”, añade Zamácola.

 

 

El pequeño y mediano comercio también cuenta con recuperar parte del terreno perdido durante el año en estas rebajas. Desde la Confederación Española de Comercio esperan un impulso discreto de las ventas, en concreto del 2%, frente a los descensos de los meses anteriores. La tardía entrada del buen tiempo, sostienen, es un factor que ayudará a ese impulso dada la necesidad de los consumidores de renovar sus armarios.

 

 

Aún así, desde CEC critican la liberalización de los periodos de rebajas, que creen, ha supuesto un perjuicio al comercio minorista, y reclamarán al nuevo Ministerio de Industria, Comercio y Turismo la recuperación de los periodos regulados de promociones para el comercio.

 

 

Cinco Días

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress