Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Escribano
Lunes, 31 de diciembre de 2018

Cómo evolucionan las empresas que han salido a Bolsa este año

El mercado confía en la compañía de renovables y en el grupo de restauración y ha dado la espalda a Árima, Metrovacesa y Berkeley. Suerte desigual para las cinco compañías que han aterrizado este año en la Bolsa española. Las dos últimas en hacerlo exhiben buenos marcadores. Solarpark, multinacional de generación de energía solar fotovoltaica que debutó el 5 de diciembre mediante una OPV (oferta pública de venta de acciones), sube un 13,98%, frente al retroceso del 3,06% del Índice General de la Bolsa. AmRest, grupo de restauración propietario de La Tagliatella, que cotiza en la Bolsa de Varsovia (Polonia) desde 2005 y se incorporó al Mercado Continuo en la modalidad de listing (sin oferta previa) el 21 de noviembre, avanza un 13,81% en sus 21 sesiones en el parqué, lo que contrasta con la caída del 1,12% del indicador en el mismo periodo.

 

 

El viento está soplando a favor de Solarpark y puede seguir favoreciéndole. "Es una opción de inversión bastante interesante", opina Darío García, de XTB. En el mercado hay un interés claro por las pequeñas compañías de energías renovables, como lo demuestra que Audax y Solaria se revaloricen este año un 198% y un 142%, respectivamente, este año. Además, el Gobierno realizará subastas anuales para adjudicar 3.000 megavatios de energía limpia. "La OPV le ha servido a Solarpark para ganar músculo con el que poder hacer frente a la cuota que le puede corresponder", explica García.

 


Lo que puede jugar en contra del valor es que haya cambios regulatorios que perjudiquen a las perspectivas de negocio de la compañía.

 


Tras no cerrar ninguna operación en su primer día en la Bolsa española, los accionistas de AmRest han ido dando liquidez al valor, aunque se sigue negociando prioritariamente en la Bolsa polaca. El propósito de AmRest, que trasladó su sede social a España el pasado mes de marzo, es hacer de la Bolsa española su principal mercado, y ampliar y diversificar su base accionarial, formada en la actualidad por algo más de 300 accionistas, muchos de ellos fondos de pensiones polacos. Los expertos creen que la compañía presenta atractivo a largo plazo, con un posicionamiento bastante fuerte en el sector de restauración, sobre todo en Europa del Este y España, y con planes para crecer en Francia y Alemania. Pero también apuntan que cotiza 'cara', con un PER estimado para 2019 de más de 46 veces, según el consenso de Bloomberg. "Esto se justifica con un crecimiento sostenido del 30%, algo complejo si tenemos en cuenta su elevado apalancamiento", según Gisela Turazzini, de Blackbird.

 

 

Expansión

 

iusAsesor • Términos de usoPolítica de PrivacidadMapa del sitio
© 2019 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress