Imputación temporal de atrasos en IRPF: claves para entender su impacto fiscal

0
3083
Las dos vías que debe seguir para evitar sanciones y recargos
Las dos vías que debe seguir para evitar sanciones y recargos

Los atrasos en el pago de rendimientos del trabajo, como nóminas o salarios, tributan en el IRPF del ejercicio en que fueron exigibles, no en el que se perciben. Esta regla se aplica tanto si la demora se debe a un error administrativo como a un proceso judicial.

Ejemplo:

Si un trabajador recibe en 2023 atrasos de su nómina de 2021, deberá tributarlos en la declaración de la renta de 2021, no en la de 2023.

¿Cómo se regulariza la situación?

Para regularizar la situación, el contribuyente deberá presentar una autoliquidación complementaria del ejercicio en que los rendimientos fueron exigibles. En la autoliquidación se deberá incluir el importe de los atrasos, así como las retenciones practicadas.

Plazo para presentar la autoliquidación:

El plazo para presentar la autoliquidación complementaria es el que media entre la fecha en que se perciben los atrasos y el final del inmediato siguiente plazo de declaraciones por el impuesto.

Prescripción:

El derecho de la Administración a reclamar el pago del IRPF no prescribe mientras no haya transcurrido el plazo de cuatro años desde el final del plazo de presentación de la declaración del ejercicio en que los rendimientos fueron exigibles.

Retenciones:

Las retenciones sobre los atrasos se practicarán en el momento del pago, y se imputarán al período en que se imputen los rendimientos.

Ejemplo:

Si un trabajador recibe en 2023 atrasos de su nómina de 2021, las retenciones se practicarán en 2023, pero se imputarán a la declaración de la renta de 2021.

Análisis:

Impacto fiscal:

La imputación temporal de los atrasos en el IRPF puede tener un impacto significativo en la tributación del contribuyente. Si los atrasos son de un importe elevado, el contribuyente podría verse obligado a pagar una cantidad importante de IRPF en un solo ejercicio.

Planificación fiscal:

Es importante tener en cuenta la imputación temporal de los atrasos a la hora de realizar la planificación fiscal. En algunos casos, puede ser conveniente solicitar a la empresa que pague los atrasos en un ejercicio diferente al que fueron exigibles.

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, escriba su nombre aquí