Nómadas digitales; empieza la cuenta atrás

0
1978

La conocida como ley Beckham -el futbolista fue uno de los primeros en acogerse a esta medida-, que permite a los que se muden a España para trabajar , tributar como no residentes durante un cierto número limitado de años.

 El Ministerio de Hacienda ha publicado ya el borrador con el avance reglamentario que regulará los pormenores de este régimen.

En este el documento, las personas físicas que adquieran su residencia fiscal en España como consecuencia de su desplazamiento a territorio español podrán elegir por tributar por el Impuesto sobre la Renta de no Residentes, manteniendo la condición de contribuyentes por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

«Se entenderá como actividad emprendedora aquella que sea de carácter innovador con especial interés económico para España y a tal efecto cuente con un informe favorable del órgano competente de la Administración General del Estado», apunta el borrador refiriéndose a la ley de emprendedores.

En cuanto a los ciudadanos de la Unión Europea y en el de aquellos extranjeros a los que les sea de aplicación el derecho de la Unión Europea por ser beneficiarios de los derechos de libre circulación y residencia deberán disponer de un informe favorable emitido por la Empresa Nacional de Innovación, SME (Enisa).

Este documento deberá calificar tal actividad como emprendedora. Tendrá que ser solicitado directamente por el contribuyente, con carácter previo a su desplazamiento a territorio español.

¿Qué ejecutivos podrán solicitar el régimen Beckham?

El reglamento especifica que será personal directivo o altamente cualificado, cuando la empresa tenga un promedio de plantilla durante los tres meses inmediatamente anteriores a la presentación de la solicitud superior a 250 trabajadores en España.

También, la compañía deberá tener un volumen de cifra neta anual de negocios superior, en España, a 50 millones de euros. O un volumen de fondos propios o patrimonio neto superior a 43 millones de euros.

En el caso de pequeñas y medianas empresas establecidas en España, deberán pertenecer a un sector considerado estratégico.

Por otra parte, podrá acceder a las ayudas fiscales el personal directivo o altamente cualificado que forme parte de un proyecto empresarial que suponga un incremento significativo en la creación de puestos de trabajo directos por parte de la empresa que solicita la contratación.

Tiene que ofrecer un mantenimiento del empleo, un incremento significativo en la creación de puestos de trabajo en el sector de actividad o ámbito geográfico en el que se vaya a desarrollar la actividad laboral y una inversión extraordinaria con impacto socioeconómico de relevancia en el ámbito geográfico en el que se vaya a desarrollar la actividad laboral.

Asimismo, los contribuyentes a los que resulte de aplicación este régimen especial estarán obligados a presentar y suscribir la declaración por el IRPF, en un futuro modelo especial.

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, escriba su nombre aquí