Sectores que siguen creando empleo en España

0
1978

El mercado laboral está partido por la mitad y por cada sector en positivo hay otro en negativo. Y estos últimos pierden, en total, 429.100 trabajadores el último año.

El gran dinamizador del empleo es la Administración Pública, incluyendo Defensa y Seguridad Social, suma 103.600 nuevos puestos de trabajo en el cuarto trimestre de 2022 respecto al cierre de 2021.

Con esto, la que había sido una de las ramas de actividad que mejor habían soportado la crisis del coronavirus se convierte ahora en el gran dinamizador del empleo, generando uno de cada siete puestos de trabajo.

Además, hay que sumar también el aumento de las plantillas en determinados servicios que están muy vinculados al sector público, pero que no se incluyen dentro de esta categoría al tener también un cierto peso del empleo privado, como es el caso de la Sanidad (que suma 6.100 ocupados) o los Servicios Sociales sin alojamiento (1.800).

El otro gran dinamizador ha sido, los servicios de alojamiento que generaron 69.100 puestos de trabajo en 2022, gracias fundamentalmente al efecto rebote una vez retiradas las restricciones sanitarias derivadas de la pandemia y recuperada la mayor parte del turismo internacional.

 Con esto, la ocupación se sitúa también por encima de los niveles previos al coronavirus.

 En el mismo sentido, también los servicios de comidas y bebidas ganan 21.600 trabajadores, seguidos también de otras ramas vinculadas al turismo y a los servicios, como es el caso de las actividades deportivas o recreativas (24.400 ocupados más) o el comercio al por menor (7.900)

También, la construcción especializada, gana 58.000 puestos de trabajo, algo que contrasta con el descenso de los ocupados en la construcción de edificios general (40.200) y de la ingeniería civil (2.900), esto es quizá debido a que la subida de tipos de interés ha paralizado el inicio de nuevos proyectos de construcción, lo que ha llevado a las empresas a centrarse en el acabado y la reforma de las obras ya existentes.

En efecto, las viviendas terminadas siguen creciendo con fuerza, lo que aviva ciertas ramas industriales ligadas a ellos, como la fabricación de muebles (14.900 ocupados más) o la metalurgia (6.900). Y además las actividades inmobiliarias y los servicios técnicos de arquitectura e ingeniería generan 18.700 y 3.400 empleos, respectivamente.

No obstante, las antes mencionadas no son las únicas ramas industriales en positivo, ya que el sector está liderado por la fabricación de bebidas (22.200) y la alimentación (16.600), seguidas de la reparación e instalación de maquinaria y equipo (14.000), el cuero y el calzado (10.600), los productos farmacéuticos (7.600), el caucho y el plástico (7.200), el papel (2.700) o el tabaco (2.300), entre otros.

 Asimismo, el transporte, muy vinculado a la industria, también ha crecido con fuerza tras el desatascamiento de ciertos cuellos de botella, con la contratación de 47.100 trabajadores para el transporte terrestre y 26.300 en el almacenamiento.

No obstante, es el sector servicios el que concentra más actividades en positivo.

 A las anteriormente mencionadas hay que sumar también la programación y consultoría informática (44.200), el comercio al por mayor (38.900), el empleo doméstico (25.100), la publicidad y los estudios de mercado (20.400), los servicios personales (14.700), el transporte aéreo (14.500), las actividades auxiliares a los servicios financieros y seguros (13.900), las actividades relacionadas con el empleo (5.400), la investigación y desarrollo o la venta y reparación de vehículos (4.100).

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, escriba su nombre aquí