La asesoría fiscal es vital para las empresas

Nogueira & Vidal resuelve en FARO las dudas que el impacto del Covid deja en la declaración de la renta.

Inaugurada el pasado abril, la campaña de la declaración de la renta se alargará hasta el 30 de junio. Un proceso administrativo que este 2021 llega con más dudas de las ya habituales tras las consecuencias de la crisis sanitaria en las cuentas de los contribuyentes durante 2020, un ejercicio marcado por la aplicación masiva de ERTE o la llegada del Ingreso Mínimo Vital: “Lo primero que hemos de saber es que tenemos de plazo para presentar la renta hasta el 30 de junio y es que Hacienda cobra caros los olvidos”, explica así Feliciano Nogueira Vidal, abogado, economista y director de asesoría-gestoría Nogueira & Vidal en Cangas, que, con más de tres décadas de experiencia en su sector, resuelve en FARO algunas de las dudas más frecuentes sobre el proceso.

“En importante subrayar también que los trabajadores en ERTE el año pasado que ganen menos de 22.000 euros anuales tienen que presentar la declaración. Lo deben hacer porque perciben ingresos de dos pagadores distintos. Sólo quedarán exentos aquellos en los que la suma de sus ingresos totales no supere los 14.000 euros anuales”, dice el experto, que también concreta que “los perceptores del ingreso mínimo vital y los miembros de la unidad de convivencia están obligados a presentar la declaración”.

Asimismo, las subvenciones no exentas que han dado las CCAA para paliar los efectos de la Covid-19 también tendrán que ser declaradas, en este caso como rendimientos de actividades económicas.

Un sector, el de la declaración de la renta, en la que siempre que sea posible es recomendable buscar la ayuda de un profesional, más aún en el mundo empresarial, donde parece impensable no contar con un asesor fiscal: “Es sinónimo de seguridad y confianza para los clientes. Una empresa sin problemas legales y con sus impuestos vigentes es una empresa que da buena imagen al público, mostrando seguridad y buena reputación”, concluye así Nogueira Vidal al frente de la asesoría-gestoría canguesa homónima, especializada en tomar decisiones estratégicas:” Hacemos una lectura razonable y proporcionada de la legislación y fiscalidad.

Ayudan y dan seguimiento a las liquidaciones tributarias requeridas para que sean completadas en tiempo, forma y contenido; y facilitan todo tipo de información a los clientes en relación a la normativa tributaria, posibilidades, recursos. Asesoran sobre la fórmula jurídica más adecuada para una determinada actividad económica”, desglosa el especialista antes de pasar a despedirse: “Un buen servicio contable asegura la elaboración anual de las Cuentas Anuales y permite una correcta configuración del resultado de las actividades realizadas”.

Comentarios

Dejar respuesta

Por favor, introduzca su comentario
Por favor, escriba su nombre aquí

Artículos relacionados

Deducciones menos conocidas para autónomos que pueden incluir en la Declaración

A la hora de presentar la Declaración de la Renta, el trabajador autónomo puede presentar dos deducciones que posiblemente desconocía que podía incluir. Una...

Grupo Paradell y Kymatio firman un acuerdo de colaboración

Kymatio es una startup que ha desarrollado una plataforma que permite la gestión del ciberriesgo asociado al empleado (a la persona).  El 60% de...

¿Por qué se deben transformar los despachos profesionales y asesorías? entrevistamos a Antonio Aladueña y a Francisco Martínez expertos en el sector

El sector de asesorías se caracteriza por una clara orientación al negocio de servicios “empaquetados”. La asesoría implica un sector de actividad muy amplio que...

Síganos

Últimos artículos